De Lenino hasta Berlín: el Ejército „popular” Polaco

El Ejército „popular” Polaco que lucho junto con el Ejército Rojo a menudo es olvidado o despreciado injustamente, Sus soldados se desangraron sin ningún motivo ideológico. Y sólo ellos consiguieron llegar hasta Berlín.

La organización de tropas que pudieran luchar junto con el Ejército Rojo, era una prioridad para los comunistas polacos, aparentemente desplazados en la arena política después de la firma del Tratado Sikorski-Maisky . En el mes de febrero de 1943, Stalin se reunió con el coronel Zygmunt Berling, quien se quedó en la URSS por decisión propia después de la evacuación de las tropas del general Anders, para hablar de la formación de una división polaca. Sin embargo hacía falta una organización que avalara esa operación. En marzo de 1943 surgió la Unión de Patriotas Polacos, integrada fundamentalmente por comunistas, que formuló la petición oficial. Las unidades se fueron formando en la localidad Seltsy (Sielce en polaco – Ndt) a orillas del río Oká, a 160 km al oeste de Moscú. Allí fueron llegando en masa, de distintos rincones de la URSS, los polacos, en su mayoría deportados durante los años 1939-41. Muchos sencillamente no llegaron a tiempo para incorporarse al Ejército de Anders. A pesar de que la mayoría de los oficiales procedía del Ejército Rojo, a la hora de organizar el ejército se hizo patente la preocupación por los símbolos polacos: los uniformes eran parecidos a los de antes de la guerra, una misa constituía la primera actividad del día y la Primera División bautizada con el nombre de Tadeusz Kościuszko (líder de la insurrección contra Rusia y Prusia a finales del siglo XVIII) juró bandera el 15 de julio 1943, en el aniversario de la victoriosa batalla de Grunwald en 1410. El 12 y 13 de octubre de aquel año, la División participó en la sangrienta batalla de Lenino en Bielorrusia. Después de la II Guerra Mundial, la conmemoración de ese día durante medio siglo fue la fiesta del Ejército Polaco.

Militares polacos: sargento Józef Rybicki (izquierda) y el cabo Mieczysław Jaryczewski (dcha) en la Berlín conquistada, detrás la Puerta de Brandenburgo. Fot. Centralna Biblioteka Wojskowa (Biblioteca Militar Central)
Militares polacos: sargento Józef Rybicki (izquierda) y el cabo Mieczysław Jaryczewski (dcha) en la Berlín conquistada, detrás la Puerta de Brandenburgo. Fot. Centralna Biblioteka Wojskowa (Biblioteca Militar Central)

La División se convirtió en el Primer Ejercito antes de la primavera de 1944 y en verano de aquel año se inició la formación del II Ejército. Sus tropas participaron en la batalla del Vistula (julio-agosto de 1944). En septiembre ocuparon la margen derecha del Vistula y una avanzadilla ayudó a los insurgentes del otro lado del río. En los primeros meses de 1945, el Primer Ejército jugó un papel importante contribuyendo a romper la línea de fortificaciones alemanas de Pomerania, conquistar las ciudades de Kołobrzeg, Gdańsk y Gdynia y finalmente, Berlín. El II Ejército luchó a orillas del río Neisse Lusacio (Nysa Łużycka en polaco, Ndt), en las cercanías de la localidad Budziszyn y en Checoslovaquia (llegando a los suburbios de Praga).

18.000 soldados perdieron la vida entre 1943 y 1945, 50.000 fueron heridos. También hay que recordar que el Ejército “popular” Polaco fue el aliado más numeroso del Ejército Rojo . Una delegación participó en el desfile de la victoria en Moscú el 24 de junio de 1945.