El Holocausto

A principios de la década de los 50 del siglo XX, el precursor de las investigaciones sobre el Holocausto, Raul Hilberg escribió: “El recientemente ocupado territorio polaco constituyó, de hecho, un área de experimentación. En poco tiempo […] la maquinaria de destrucción […] alcanzó y superó a la burocracia de Berlín” .

Los alemanes sometieron en la política y en la práctica a los judíos polacos a un terror brutal, a expulsiones, robos y exclusión. Una solución temporal para las autoridades nazis era la concentración de los judíos, previamente desposeídos de sus bienes, en guetos estrictamente aislados (cerca de 400) en los que se vivía en unas condiciones infrahumanas de hacinamiento, hambre, frío y enfermedades. La cuarta parte de los habitantes de los guetos más grandes murió a causa de la desnutrición y el mal estado de salud: 100.000 personas en Varsovia y 45.000 en Łódz.

Durante la ocupación alemana en el territorio de Polonia fueron creados guetos para la población judía. Las condiciones de vida eran dramáticas, El edificio de los juzgados en la calle Leszno era la conexión entre el gueto de Varsovia y la parte “aria” de la ciudad. En la foto los desnutridos habitantes del gueto en las escaleras de los juzgados de la calle Leszno, 1941–1942. Fot. East News
Durante la ocupación alemana en el territorio de Polonia fueron creados guetos para la población judía. Las condiciones de vida eran dramáticas, El edificio de los juzgados en la calle Leszno era la conexión entre el gueto de Varsovia y la parte “aria” de la ciudad. En la foto los desnutridos habitantes del gueto en las escaleras de los juzgados de la calle Leszno, 1941–1942. Fot. East News

Pero los guetos solo fueron la antesala de una masacre masiva y planificada, decidida en el otoño de 1941. En la Conferencia de Wannsee (20 de enero de 1942), los alemanes decidieron que el último acto del exterminio tendría lugar en el territorio polaco ocupado. En diciembre de 1941, en la localidad de Chełmno a orillas del río Ner (no lejos de la ciudad de Łódz, en terrenos anexionados por el III Reich) se empezó a asesinar a la gente con los humos de los tubos de escape de camiones. Hasta mediados de mayo de 1942 perecieron allí 55.000 judíos. Sin embargo el Exterminio realmente tuvo lugar en la parte oriental del Gobierno General (Ndt: en alemán : Generalgouvernement, terrenos bajo ocupación no anexionados al III Reich. ) donde se pusieron en marcha tres fábricas de la muerte: en Bełżec, Sobibór y Treblinka, y en Auschwitz-Birkenau (que se encontraba en el territorio anexionado al III Reich) cerca de Cracovia. En los tres primeros encontraron la muerte cerca de un millón y medio de judíos, 500.000 en Bełżec, al menos 850.000 en Treblinka (300.000 procedentes del gueto de Varsovia), 130.000 en Sobibór. En las cámaras de gas de Auschwitz-Birkenau murieron 960.000 judíos. Polonia se convirtió en el cementerio de la población judía de toda Europa.

El gueto judío en Cracovia fue organizado por el ocupante alemán en 1941, en el barrio de Podgórze. Era uno de los cinco mayores guetos en el Gobierno General. En junio de 1942 una parte de la población del gueto fue deportada al campo de exterminio de Bełżec. En la foto: la calle Lwowska el día de la deportación de la población judía. Fot. Żydowski Instytut Historyczny im. Emanuela Ringelbluma (instituto Histórico judío Emanuel Ringelblum
El gueto judío en Cracovia fue organizado por el ocupante alemán en 1941, en el barrio de Podgórze. Era uno de los cinco mayores guetos en el Gobierno General. En junio de 1942 una parte de la población del gueto fue deportada al campo de exterminio de Bełżec. En la foto: la calle Lwowska el día de la deportación de la población judía. Fot. Żydowski Instytut Historyczny im. Emanuela Ringelbluma (instituto Histórico judío Emanuel Ringelblum

La población judía no se dejó someter sin lucha. Algunas personas huían hacia los bosques, formando sus propios destacamentos guerrilleros, otros se unían a las tropas polacas y soviéticas. En los guetos surgieron organizaciones armadas, entre ellas la Unión Militar Judía y la Organización Judía de Combate, quienes opusieron una resistencia heroica aunque de antemano condenada al fracaso. Los mayores combates tuvieron lugar en el gueto de Varsovia (19/04-15/05 de 1943), donde los insurgentes inicialmente obligaron a retirarse a las tropas alemanas. También hubo intentos de resistencia en los guetos de Białystok y Sosnowiec y en los campos de exterminio hubo intentos desesperados de resistencia. El 28 de agosto de 1943, cerca de 350 presos huyeron del campo de Treblinka matando previamente a una parte de la guarnición (100 de entre ellos sobrevivieron a la guerra). Lo mismo hicieron los presos de Sobibór el 14 de octubre de 1943 (50 sobrevivieron hasta la liberación). El motín de los presos judíos de Auschwitz encargados de quemar los cadáveres tuvo un significado simbólico (7 de octubre de 1944).

Al final de la guerra había 300.000 judíos polacos, menos del 10% de los que vivían en Polonia antes de la guerra. La mitad sobrevivió en la URSS y los demás, ya sea en campos de trabajo u ocultos.

Deportación de la población judía de Międzyrzec Podlaski. En la foto: la gendarmería supervisando el acceso a los vagones. Fot. Autor desconocido
Deportación de la población judía de Międzyrzec Podlaski. En la foto: la gendarmería supervisando el acceso a los vagones. Fot. Autor desconocido