Los polacos y la batalla de Inglaterra

La infantería, la artillería o los acorazados suelen pasar más tiempo en compás de espera que peleando. Este también ha sido el caso de las unidades polacas durante la II Guerra Mundial, a excepción de los aviadores y marinos que lucharon sin descanso, prácticamente desde el primer hasta el último día de la guerra.

Gran Bretaña. Dos pilotos del Escuadrón de Bombarderos 304 „ Silesia” en la cabina del avión. Fot. Instytut Polski i Muzeum im. gen. Sikorskiego w Londynie / Ośrodek Karta (Instituto Polaco y Museo del general Sikorski en Londres/ Centro Karta)
Gran Bretaña. Dos pilotos del Escuadrón de Bombarderos 304 „ Silesia” en la cabina del avión. Fot. Instytut Polski i Muzeum im. gen. Sikorskiego w Londynie / Ośrodek Karta (Instituto Polaco y Museo del general Sikorski en Londres/ Centro Karta)

Al terminar la campaña de septiembre del 39, los aviadores polacos muy bien formados y preparados para incorporarse a la lucha, fueron evacuados en primer lugar,. Participaron en la defensa de Francia en mayo y junio de 1940 dando ejemplos de su heroicidad. En Gran Bretaña, nada más empezar la guerra, pasaron a integrar dos escuadrones de bombarderos (la 300 y la 301) y dos de cazas (302 y 303). Más de 80 aviadores polacos volaron en las unidades de la RAF. Durante la guerra, las Fuerzas Aéreas Polacas contaron con 16 divisiones en Europa y África del Norte. La batalla área de Inglaterra duró desde julio hasta octubre de 1940 y la participación en ella de los aviadores polacos fue legendaria. Los 144 pilotos polacos (alrededor del 5% del total de los pilotos de la RAF) derribaron unos 170 aviones alemanes y averiaron 36, es decir el 12% del total de las bajas de la Luftwaffe en la Battle of Britain. La mayoría de esos derribos fue mérito del Escuadrón 303 de Varsovia que llevaba el nombre de Tadeusz Kościuszko, considerado como la mejor unidad de la RAF. Las actuaciones del Escuadrón 303 durante la batalla de Inglaterra se convirtieron – ya durante la guerra – en uno de los principales factores de formación de la memoria de la participación de los polacos en el conflicto. El libro de Arkady Fiedler Escuadrón 303, editado en Londres en 1942 jugó un papel destacado en ese sentido. Las reediciones del libro fueron distribuidas clandestinamente ese mismo año en la Polonia ocupada y en 1943 se publicaron por lo menos tres ediciones clandestinas.

Mar Báltico, 30 de agosto de 1939. Los destructores ORP „Grom”, ORP „Błyskawica” y ORP „Burza” de la Marina Polaca abandonan el puerto de Gdynia en dirección a Gran Bretaña. Fot. Instytut Polski i Muzeum im. gen. Sikorskiego w Londynie / Ośrodek Karta (Instituto Polaco y Museo del general Sikorski en Londres/ Centro Karta)
Mar Báltico, 30 de agosto de 1939. Los destructores ORP „Grom”, ORP „Błyskawica” y ORP „Burza” de la Marina Polaca abandonan el puerto de Gdynia en dirección a Gran Bretaña. Fot. Instytut Polski i Muzeum im. gen. Sikorskiego w Londynie / Ośrodek Karta (Instituto Polaco y Museo del general Sikorski en Londres/ Centro Karta)

Los marinos pasaron a la acción antes que los pilotos. En septiembre de 1939, los buques más valiosos de la Armada polaca lograron salvarse de la destrucción. Algunos fueron evacuados justo antes de la guerra hacia Gran Bretaña. Otros, como el submarino „Orzeł” lograron llegar después. Al terminar la guerra, la Armada polaca contaba con un crucero, seis destructores, tres submarinos y seis cazasubmarinos que participaron en la batalla del Atlántico, en el Mar del Norte y en el Mediterráneo, en la evacuación de Francia en 1940 y en el desembarco en Normandía en el 44, protegiendo a más de 800 convoyes con provisiones. Cabe recalcar que también los barcos de pasajeros tales como los transatlánticos „Batory”, „Piłsudski” y „Sobieski y los comerciales contribuyeron a la victoria final.

Mar del Norte. El tenienet Kazimierz J. Hess y el cabo Józef Gajda en la cubierta del destructor ORP „Piorun”, década de los 40 del siglo XX wieku. Fot. Instytut Polski i Muzeum im. gen. Sikorskiego w Londynie / Ośrodek Karta (Instituto Polaco y Museo del general Sikorski en Londres/ Centro Karta)
Mar del Norte. El tenienet Kazimierz J. Hess y el cabo Józef Gajda en la cubierta del destructor ORP „Piorun”, década de los 40 del siglo XX wieku. Fot. Instytut Polski i Muzeum im. gen. Sikorskiego w Londynie / Ośrodek Karta (Instituto Polaco y Museo del general Sikorski en Londres/ Centro Karta)